ACCESO AL PRIMER EMPLEO EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS

Acceder al primer empleo profesional y formal siempre ha sido complicado. Pero ahora, el reto se vuelve más difícil con el COVID-19, pues la destrucción de empleo es constante y las oportunidades en empleo cualificado y en no cualificado son muy bajas. Además es importante recordar que no acabábamos de salir al 100% de una crisis, y nos hemos visto inmersos en otra. Por eso es importante saber bien cómo focalizar nuestros objetivos.

Antes de nada, debo decir que me duele mucho en el corazón escuchar (gracias a Dios, en contadas ocasiones) que las nuevas generaciones vienen sin ganas de trabajar, porque eso es mentira, y como todo en la vida, hay de todo. Aunque diré que nadie podrá discutir que las nuevas generaciones NO han recibido las mismas oportunidades que las más mayores, ni que el contexto es igual de fácil y sencillo. Por eso, espero y deseo que este post os sea de gran utilidad para vosotros o para los vuestros.

NO TENGO EXPERIENCIA PROFESIONAL ¿POR DÓNDE EMPIEZO?

Nadie nace sabiendo, ni nadie nace con experiencia profesional. Por lo que siempre hay un punto de partida para tod@s nosotros. La primera clave es la PERSEVERANCIA. Antes de empezar a trabajar, tienes que tener claro de dónde vienes y a dónde quieres ir, y por eso, debes armarte de valor para seguir intentándolo hasta que encuentres tu oportunidad. Hay una frase llena de verdad que dice que la suerte nunca llamará a tu puerta sino que eres tú quien debes golpear la suya, prepárate para ello mentalmente.

¿CUÁL ES EL SIGUIENTE PASO?

Lamentablemente, España es un país cuyo modelo económico está enfocado no tanto hacia un modelo industrial (como ocurre en otros países) sino a un modelo turístico. Y casualmente en este sector es donde más fuerte ha golpeado la crisis, ya que ni hostelería ni hoteles, ni turismo en general ha producido ni seguirá produciendo grandes contrataciones a partir de Septiembre. Entonces deberás de tener estas dos claves en cuenta: 1) QUÉ TENGO y 2) PARA QUÉ PUEDO UTILIZARLO:

  • QUÉ TENGO: ¿Cuentas con algún tipo de cualificación? ¿tienes carnet de conducir? ¿tienes algún curso de algo técnico? ¿tienes alguna experiencia laboral -no profesional? ¿has colaborado alguna vez con algún amigo o familiar en momentos puntuales? ¡Estoy seguro que algo tienes! ¡Piénsalo bien! Sino, piensa, ¿en qué soy experto? hay gente que le encantan por ejemplo las revistas de diseño, o de tunning, o los niños y hacer manualidades, etc.
  • PARA QUÉ PUEDO UTILIZARLO: Si has sido capaz de responder al punto anterior, ¡estoy seguro de que puedes responder a este! Formación en curso de carretillero, o informática, idiomas, carnet de conducir, o quizás has apoyado a tus familiares o amigos en campañas de Navidad empaquetando regalos, sirviendo a mesas en el bar del vecino o cuidando a la hija de los mejores amigos de tus padres. Piensa en esas pequeñas cosas que de alguna forma puedan darte puntos.

¿CUÁL ES EL PROBLEMA? HAY UN MITO DETRÁS DE NO HABER TRABAJADO

Hay un mito. Si una actividad no ha tenido un contrato, o una remuneración, o un salario periódico, o si esa empresa no tenía un logotipo oficial, la gente piensa que eso no puede ir al CV. Y eso es un ¡eeeeeeerror!

El problema es que muchos jóvenes hacen pequeñas cositas para ganar algo de experiencia o algo de dinero o simplemente para ayudar a sus seres cercanos desinteresadamente, pero como no han tenido una formalización apropiada, la gente se confunde y o lo quita del CV o ni lo recuerda concretamente. Ocurre lo mismo con las becas. El hecho de que haya sido una experiencia sin remunerar y como parte del programa formativo de tu carrera, no le puede quitar ni peso ni valor, porque de hecho lo hiciste para ganar puntos de cara al futuro, ¡no lo olvides! ¡agrégalo a tu CV!

LA GRAN ALTERNATIVA PARA EL EMPLEO JOVEN CON LA CRISIS

Piensa que al estar en el mercado de trabajo, tienes que competir con gente de tu edad y con gente más mayor. Puede que también compitas con gente incluso más joven que tú, por eso tienes que ponerte las pilas, porque el tiempo te prometo que es el recurso más valioso de todos.

Puede haber dos formas de aprender: que te paguen para que aprendas (primer empleo) o pagar para aprender (formación). Y aquí tenemos un común denominador, aunque diré que abusar de esto que voy a mencionar a continuación no es bueno para una empresa ni para un profesional. Pero las crisis, desafortunadamente, hacen que las empresas busquen alternativas más solventes para su economía empresarial y una gran opción para hacer frente a sus retos del día a día es contratando a becarios. De hecho, en épocas de crisis, son las ofertas que más abundan, y aquí viene vuestra oportunidad.

Si vas a hacer algún curso o formación para poder trabajar, asegúrate que te dan la posibilidad de hacer prácticas – a ser posible desde el principio pues sino, tu objetivo se alarga más en el tiempo. De esta manera, podrás poner tu primer pie en el mercado de trabajo y gracias a eso, tendrás la oportunidad de crecer y desarrollarte profesionalmente.

BUSCA ABRIRTE PUERTAS AL FUTURO: LOS MEJORES EMPLEOS DE MAÑANA:

Sin explayarme mucho más, hay cientos de informes que indican cuáles serán los empleos del futuro, bien por el sector en el que operan o bien por la actividad que ocupan. Todo trabajo relacionado con lo digital, el comercio electrónico, la logística y la distribución, son sectores donde jamás faltará trabajo. Ahora con el COVID-19, además, está incrementándose la demanda de puestos del sector sanitario y comercial.

Céntrate en identificar dónde están las oportunidades, para que el camino sea más corto a tus objetivos. Busca abrirte puertas al futuro, y verás como las puertas se abrirán. No sigas los patrones que todos siguen, trata de ser la excepción en cada decisión que hagas, y verás como por ello, te irá mejor con todo. Y por supuesto, accederás a tu primer empleo. ¡Sigue estos consejos y espero que tengas muchísima suerte!

Posts Relacionados

Dejar un comentario