TECNOLOGÍA Y TALENTO

Como no podía ser menos, había que inaugurar esta sección adecuadamente; con una entrada que de una perspectiva de lo que trataremos en “Tecnología y Actualidad”. 

Una de las razones por las que cree Nubedempleo fue porque soy un gran apasionado de los Recursos Humanos, pero también de todo lo que rodea a la digitalización, tecnología e innovación en general. Además, como habréis visto al inicio de la web, la nube hace referencia a lo naturalmente laboral, pero también a lo tecnológico ya que, cada vez más, los servicios cloud (en la nube) están tomando mayor importancia en la forma en la que se articulan y conforman las relaciones laborales de hoy en día. De ahí también la importancia de hablar de actualidad. Porque sería imposible entender el mundo laboral sin innovación y tecnología, y todo lo nuevo que vaya surgiendo en lo que se refiere al mundo laboral, será algo que trataré de mostrároslo.  Por eso, hoy quería rescatar algo de lo que hable hace unos días por Redes Sociales y que tuvo, a decir verdad bastante acogida. 

¿crees que la tecnología crea o destruye empleo?

De todas las personas que respondieron a esta “mini-encuesta”, un 59% respondió que crea más empleo, mientras que el 41% restante respondió que destruye más empleo. Debo reconocer que los resultados me sorprendieron favorablemente, pues quizás, si hicieses una encuesta a pie de calle, probablemente los resultados habrían sido distintos dado que hay mucha reticencia hacia la tecnología y, sin lugar a duda, es un debate en el que no hay consenso en absoluto. Sin embargo, en RRHH en general tenemos una opinión muy distinta.

Y es que hay que ser sinceros, ambas respuestas son válidas, pues es algo que ha ocurrido a lo largo de la historia y es algo que se espera que siga ocurriendo a lo largo del futuro. Por un lado hay puestos que “corren peligro” de extinguirse a la vez que hay otros que están evolucionando con la aparición de nuevas tecnologías. De hecho, hay cientos de puestos de trabajo que están a punto de aparecer y las empresas ni siquiera lo saben. Es por ello que lo más justo sería no hablar de destrucción de trabajo sino de transformación de puestos y creación de nuevos perfiles que surgen en base a las nuevas necesidades de las empresas. Es decir, en los departamentos de RRHH, se dice que los puestos de trabajo realmente no desaparecen, sino que simplemente cambian su naturaleza y es por ello que se llama transformación digital. Es lo que ocurrió con empresas como Amazon o Facebook.

En Amazon es verdad que se están desarrollando cada vez más nuevos algoritmos relacionados con la logística y otros ámbitos y áreas en los que están fuertemente diversificados. Pero también es cierto que conlleva a buscar, no solo a Software Engineers, sino también a gente que trabaje en almacenes registrando envíos de paquetes, distribuidores, personas de atención al cliente, etc. Ocurre lo mismo con Facebook, que ha dado lugar no solo a la aparición de puestos como el de IT Developers sino también han aparecido nuevos influencers, gestores de redes sociales o community managers o simplemente revisores de contenido para verificar la legalidad de las publicaciones de los usuarios. 

 

¿QUÉ SIGNIFICA ESTO?

Lo anterior, viene a evidenciar el impacto de la tecnología en el mundo laboral. Significa que las nuevas tecnologías propician la aparición de nuevos puestos de trabajo, que requieren de nuevas competencias y requisitos aptitudinales. Pero no es una destrucción sino una transformación de los puestos actuales. 

De hecho, el Foro Económico Mundial indica que en los próximos 20 años habrá una gran revolución a gran escala en el mercado de trabajo. Y esta revolución implicará la convivencia de personas con robots en el espacio trabajo. Así, se dice que los mejores números de empleabilidad se han dado con el aumento de robots en el trabajo, siendo el año 2018 un período de récord, ya que el desempleo cayó a nivel mundial en un 5,2%, siendo el nivel de desempleo más bajo de los últimos 38 años. 

En pocas palabras, aún no existe prueba que demuestre que el empleo y la alta tecnología sean incompatibles o excluyentes entre sí. De hecho, queda claramente demostrado que son perfectamente complementarios y ello incitará a que las empresas continúen apostando en tecnología. Y es que esta ha demostrado que no solo ha abaratado los costes de producción, sino que han servido para liberarnos de tareas más difíciles, tediosas o peligrosas a la vez que nos ha permitido alcanzar una flexibilidad que, hace solo unos meses o años atrás, eran impensables. 

¿Y tú? ¿qué opinas? ¿crees que crea o que destruye más empleo? Déjanos tu opinión 🙂 ¡gracias!

Dejar un comentario