MOTIVACIONES: POR QUÉ IMPORTA CONOCERLO EN ENTREVISTA

Las entrevistas de trabajo son tan complejas como variadas. Es una conversación que se mantiene entre entrevistador y candidato. El foco de dicha conversación puede centrarse en el puesto, en la empresa, en la experiencia, en la personalidad y/o en las motivaciones del candidato.

Todos hemos oído muchas veces cómo hablar de nuestra experiencia, pero pocas veces se habla de la parte de las motivaciones. Por eso hoy quería centrarme en esta parte, ya que han sido muchísimas las ocasiones en las que he visto a candidatos con perfil de 10, fallar en entrevistas debido a las motivaciones.

EL TRASFONDO DE “¿POR QUÉ APLICASTE A NUESTRA OFERTA?”

Bajo esa pregunta y otras tantas, del tipo ¿por qué quieres trabajar con nosotros? ¿por qué te llama la atención de esta oportunidad?, etc. encontramos las motivaciones. Lo que las empresas buscan con esto es conocer:

1) Qué impacto tiene esta posición y empresa para tu carrera profesional,
2) Identificación con el puesto/empresa,
3) La lealtad que tendrás a la empresa en el corto, medio e incluso largo plazo,
4) Conocer por qué apostarías por esa empresa, aunque tuvieses otras ofertas de empleo
5) Saber por qué debería la empresa en cuestión apostar por ti y no en otro candidato/a.

CÓMO HABLAR SOBRE TUS MOTIVACIONES:

Os seré franco, las empresas, aunque les interese saber por qué quieres trabajar ahí, lo que verdaderamente les interesa conocer es qué es lo que puedes aportar. Por ello, tienes que adoptar un estilo distinto al que la mayoría de las personas tiene al hablar de las motivaciones. Me explico con un par de consejos:

PRIMER CONSEJO: EL DISCURSO

Hablar de motivaciones va asociado a necesidades. Y si algo que le guste a una empresa al hablar de necesidades, ese algo es “cómo tú [candidato/a] responderás a sus necesidades”, y no tanto “cómo ellas [empresas] responderán a las tuyas”. Por lo que tu discurso tiene que ir centrado a cómo con tus motivaciones, darás respuesta a sus necesidades.

Por ejemplo, ¿está la empresa en expansión? si la proyección internacional está entre tus objetivos laborales, entonces resalta tu interés en apoyar dicho proceso de expansión, aportando los argumentos correspondientes. Y así con otros aspectos que te puedan llamar la atención como el impacto de la empresa en el sector (por ejemplo, Amazon respecto a Internet / eCommerce / Logística, etc).

SEGUNDO CONSEJO: SOBRE LAS NECESIDADES

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es Maslow-Nube-De-Empleo-Nubedempleo-mindic-mindicsalud.com-pablo-caselles-david-casado-1024x619.jpg
Imagen 2: Fuente – MindIC Salud

Hay muchas teorías que hablan de las necesidades y motivaciones. Pero si hay alguien que logró capturarlo bien, ese alguien fue Maslow con su pirámide. Como podemos ver en la imagen, en base a este modelo, podemos encontrar 5 niveles distintos de necesidades. Se distribuyen jerárquicamente, en orden ascendente.

Bajo mi óptica, ¿cómo plasmaría yo las necesidades de esta pirámide en una entrevista? En base a mi experiencia, puedo deciros abiertamente que en una entrevista, las necesidades que debéis resaltar son las que empiezan por el nivel dos (necesidades de seguridad) en adelante, ya que las del nivel uno, son prácticamente obvias (necesidades fisiológicas y básicas).

Las necesidades de seguridad (p.e.: trabajo fijo y estable), sociales (p.e.: pertenencia a una organización en concreto con un estatus específico), de autoestima (p.e.: reconocimiento por tu jefe) o autorrealización (p.e.: trabajar en un mando directivo, crear un proyecto nuevo, o incluso alcanzar la posición de tus sueños) son motivaciones que dirían mucho de ti de cara a un puesto o trabajo, mientras que hablar de necesidades fisiológicas o básicas no sería del todo recomendable.

Lamentablemente, cuando los candidatos resaltan esas necesidades en entrevista (hablando de cargas familiares, o necesidades tan básicas como independizarse o pagar el alquiler), aunque sea un indicador de que esa persona está altamente comprometida con ese puesto, las empresas no lo perciben como razón suficiente ya que consideran que “si esa es tu única razón para unirte a la empresa, eso mismo te lo pueden ofrecer otras tantas”. Triste pero cierto. Por eso es tan importante prepararse bien la parte de las motivaciones antes de asistir a entrevista.

A título de conclusión, recordar que las motivaciones es una de las partes más importantes de la entrevista. Por eso es importantísimo prepararse la entrevista adecuadamente, para conocer los “pros” y “contras” de una oferta de empleo. Y por supuesto, conocer la razón de por qué una cosa es positiva y no negativa para tí, es clave para diferenciarte respecto a los demás candidatos.

En el siguiente capítulo, hablaré de cómo preparar adecuadamente esta parte y os daré una serie de consejos que estoy seguro os será de gran ayuda para diferenciaros como es debido. Espero que este artículo os haya sido de interés. Si es así, no dudes en darle a like o compartir ¡Muchas gracias!

Dejar un comentario